miércoles, 3 de marzo de 2010

Soltando tacos

Alguien golpeó con fuerza el tacón de la bota de Fabian. Él se volvió con cara de reproche. Había sido el tranvía. El conductor estaba soltando tacos.
—¡Mire por dónde va!— gritó el policía.
Fabian levantó el ala de su sombrero y dijo:
—Procuraré hacerlo.


FABIAN, de Erich Kästner
Minúscula, Barcelona, 2010
Traducción de Miguel Ángel Vega Cernuda
(Pág. 13)