miércoles, 20 de febrero de 2013

El tranvía de Todó

«Tranvía», de Francesc Todó. Litografía

Se levanta, tiene mucha prisa. «¿Me permites? He de cambiarme», y cruza a buen paso el familiar desorden del estudio —aquellos discos que un día le regalé, los libros tan queridos, el batín japonés, los cojines por el suelo, el tranvía de Todó— como ángel del Señor dejando atrás las ruinas de Sodoma. «Llévate lo que quieras», dice. 

Juan Marsé, Noches de Bocaccio, Cuadernos Alfabia, Barcelona, 2011. Página 38.